lunes, 31 de diciembre de 2018

2019 El respeto hacia los demás


Aunque el 2018 para algunos fue excelente, para otros regular y creo que para la mayoría un año de grandes cambios, lo cierto es que este 2019 nos espera trabajo y más cambios a nivel social pero por sobre todo personal. En este último artículo, de este ciclo solar que finaliza, expondré mi idea para construir de una manera simple, un paso crucial para obtener mejores resultados a nivel personal, como externo, en el año que se avecina. Eso sí, “simple” también significa que debemos hacer grandes esfuerzos para obtener el equilibrio en la vida, nada llega fácil, siempre debe haber una cuota de sacrificio para obtener beneficios que perduren.
¡Veamos entonces!

Años de grandes pérdidas... y también nos perdimos un poco


La vida de cada persona es importante, no solo la tuya, si no la de tus hermanos, tus amigos, tus compatriotas y claro la de tus colegas por supuesto. No hablo solo de la vida física de una persona. (Estoy seguro que a veces quisiéramos matar a alguien, y aunque se que no lo harías, a eso no me refería, si no la vida emocional, la vida afectiva, la paz mental, la armonía de nuestro día a día)
¿Y por qué hablas Kike de grandes pérdidas? Estos dos últimos años que pasaron perdimos muchos músicos por suicidio y enfermedades que tienen origen nuestro mundo interior. Así como lo lees, muchos músicos se suicidaron.
Las veces que los perdimos, perdimos a alguien valioso no solo para la música si no también para nosotros. Es así que cuando algo fallece o un ciclo importante para uno termina, sentimos que se nos va la vida, algunos se ponen tristes, otros enojados pero al final nuestra armonía se pierde por algún tiempo, a otros más afectados, no lo podrán superar. Recuerda que esto no es solo físico, es emocional, interior, dentro de uno.

 

Muchas veces en nuestra vida cotidiana matamos también las emociones de personas que están alrededor de nosotros, sea familia, conocidos, compañeros de trabajo etc. Y claro en este mundo cada vez más virtualizado, también podemos herir fatalmente a un conocido en nuestras redes sociales. Así es, hablo de la desmesurada violencia que ejercemos con nuestras agresiones verbales y escritas hacia personas que, sabiéndolo o no, son presas de nuestras envidias, rencores, burlas y en el peor de los casos de nuestro desprecio por creernos mejores que los sujetos a quién ofendo.
Este año la viralidad de odio, crítica y burlas aumenta increíblemente gracias a la velocidad de comunicaciones que poseemos actualmente, pero por sobre todo la falta de humildad y coherencia con lo que pensamos, decimos y actuamos. La hipocresía ganó este año la batalla a aquellos que se atrevieron arriesgar mucho de si para mejorar en la música, en el trabajo, en la sociedad, en su país osea con tus compañeros de vida. Felizmente los verdaderos hombres y mujeres que luchan, no se darán por vencidos ante haters, trolls, criticones y doble cara.

“El amor tiene un poderoso hermano, el odio. Procura no ofender al primero, porque el otro puede matarte.” Heumer

Siempre adelante, mirando alto y con los pies en la tierra


En la cotidianidad encontramos personas y conocimientos muy valiosos, esas experiencias en la vida que te traen felicidad, la alegría de recodar esos momentos de jubilo. Así es, todo no es tragedia, por el contrario, aprendiste un arte, el tocar guitarra, una de las actividades que más disfrutas, y gracias a esta conociste el valor del arte, grandes músicos, amigos, colegas con los cuales compartimos grandes momentos. O por el contrario, si no eres profesional, en la soledad de practicar, momentos de intimidad con la música, momentos de eterna concentración y enamoramiento pisando los trastes y picando la púa en las noches , madrugadas, mañanas o tardes.  
Y ahora que seguimos adelante en la música, la vida continúa y nos llegaran mas y mejores momentos para compartir nuestro arte a otras personas que se nos cruzaran en el camino, tocaremos esas canciones que no pudimos ejecutar, encontrarás nuevas técnicas, ejercicios y todas las cosas lindas que tiene el tocar la guitarra. Por lo tanto hay que seguir adelante, nos espera un futuro prometedor con la música y con lo que te trae por consecuencia.
En mi artículo, “mi historia con FENDER”, no te conté lo siguiente… ahí va:
A los 15 años, mucha gente se burlaba de mi aspecto físico, ya que al tener el cabello largo, me decían que parecía mujer. Esto sucedió, recuerden en los 80s, luego de un gobierno militar, ahora no pasa nada, es lo mas normal del mundo. Pues me tildaban de “maricón, de afeminado”. No solo los adultos, si no también familiares, conocidos, chicas. Mi idea era tener el cabello largo como todos mis "guitar heroes". Y sabes, nunca use el cabello corto, me lo pidieron mis ex enamoradas, en mi primer trabajo como analista financiero, inclusive cuando entre a un grupo religioso. Era mi sueño tener esa melena que en esa época, para mi, era identificarse con EVH y Malmsteen, todo el glamour del Heavy metal.
La vida transcurrió, y gracias a mi cabello, me dio un status que nunca hubiese imaginado, aunque parezca jalado de los pelos, encontré mi camino espiritual por esta razón. Yo pertenecía a un grupo religioso muy conocido en Lima, ellos me dijeron que me corte el cabello, que como iba a ser guía de retiro, los padres no lo verían bien jijijijiji Así que una gran persona dentro de esta comunidad me dijo, que partiera a buscar mi camino. Es así que después de varios años y pasar por  grupos religiosos, filosóficos y esotéricos encontre mi camino, mi ideal, una linda religion que me acogio en su regazo, con mi cabello largo, con mi música.

“Grande o pequeño, todo hombre es poeta si sabe ver el ideal, más allá de sus actos.” Ibsen

Hice caso a mi convicción interior, ese ideal, no me deje amilanar por personas que en un principio me criticaban, otros que por estatus, que por imagen. Por eso y siempre que no hagas daño a nadie, sigue tus convicciones con los pies en la tierra pero siempre mirando al cielo.

Respeto y comprensión para todos en el 2019


Por esta razón y quizás muchas mas, uno siempre debe respetar a los demás, ya que cada uno tiene un camino un sendero que transitar, y nosotros no somos nadie para ofender a los demás, ya que cada individuo posee un mundo interior que lo rige, llena de virtudes y defectos que irá viviendo día a día. Y si podemos en algún momento ayudarlo bien con optimismo, esperanza y buena voluntad de que supere sus obstáculos.

Siempre es más valioso tener el respeto que la admiración de las personas. Rousseau 

La rosa y el sapo
Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa mas bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos. Se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordenó al sapo que se fuera de inmediato; el sapo muy obediente dijo: Está bien, si así lo quieres.
Poco tiempo después el sapo pasó por donde estaba la rosa y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. Le dijo entonces:
Vaya que te ves mal. ¿Qué te pasó?
La rosa contestó: Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual.
El sapo solo contestó: Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la mas bella del jardín.


“Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos más que ellos, más bellos o simplemente que no nos "sirven" para nada. Dios no hace a nadie para que esté de sobra en este mundo. Todos tenemos algo especial que hacer, algo que aprender de los demás o algo que enseñar, y nadie debe despreciar a nadie. No vaya a ser que esa persona nos esté haciendo un bien del cual ni siquiera seamos conscientes.”

FELIZ AÑO 2019 WE ROCK!




No hay comentarios.: