martes, 16 de octubre de 2018

Zona de confort, para músicos


La zona de Confort es un entorno conocido que nos hace sentir seguros y protegidos. Pero el que no arriesga, no gana, y hay que salir de ella para ‘crecer’. Es una zona mental donde no se tiene sentido de riesgo. La zona de confort es una serie de barreras que tu como músico o estudiante te has puesto o aceptado como un estilo de vida, para evitar asumir riesgos y garantizarse la ausencia de miedo o ansiedad. Es “un estado de comportamiento en el que la persona actúa desde una postura de falsa seguridad, llevando a cabo una serie de comportamientos para conseguir un nivel constante de comodidad sin sentido del riesgo”, actúa como un refugio que nos hace sentir seguros por tratarse de un entorno bien conocido por nosotros. 



La zona de confort encierra todo aquello que solemos hacer y no nos da miedo (por ejemplo aprender solo un tipo de música y no otras para los que se requieran mayores conocimientos o aptitudes, por temor a no saber desarrollarlos; no invertir en un profesor o método y preferir ser autodidacta), así como las personas con las que convivimos o nos relacionamos, y en cuya compañía nos sentimos seguros a pesar de que no cumplan nuestras expectativas (por ejemplo, seguir con la misma banda donde nadie pone de su parte, pero a la que por temor a quedarse sin ella no reclamas). 


Salir de la zona implica tomar decisiones difíciles, significa que tienes que hacer algo con lo que no te sientes cómodo, con el propósito de abandonar tu rutina y vencer tus miedos. No salir de nuestra zona de confort puede llegar a convertirse en una gran obstáculo y limitación personal, ya que perdemos la oportunidad de enfrentarnos a nuevos retos, vivir nuevas experiencias, o incluso conocer gente nueva, tocar con músicos mejores que uno por ejemplo. No abandonar jamás el entorno conocido hará que disminuyan progresivamente tus habilidades, y que nuestra expectativa se reduzca cada vez más. Y esto no sería tan grave si no fuera porque con esa actitud también podemos ver mermada significativamente nuestra capacidad para ser grandes músicos o una gran banda. Ejemplos que a veces nos da miedo y donde salimos de nuestra zona de confort: 

✔Tocar con una banda de un género diferente al que estás acostumbrado. 
✔Subirte a improvisar a un Jam session. 
✔Mostrar tus canciones a gente desconocida, un productor musical, alguien que toca mejor que tú, un profesor o maestro de música. 
✔Tocar en la calle, tú solo(a) 
✔Tener una sesión de fotos con fotógrafo profesional y maquillado. 
✔Estudiar teatro y dominio escénico. 
✔Estudiar géneros musicales que no tengan guitarra. 
✔Saca de oído y toca canciones infantiles. 
✔Sacar canciones de moda y tocarlas en público. 
✔Baila en una calle concurrida. 
✔Cántale a tus padres o familiares 




Aprendizaje a ese lugar que es nuevo para nosotros, en el que nos sentimos un poco desprotegidos. Sabemos que hay cosas por descubrir, ahí sentimos incertidumbre, y nos vemos obligados a desarrollar nuevas herramientas y estadios de conocimiento para salir de esa incertidumbre. ZONA MÁGICA es en la que te pueden ocurrir cosas maravillosas, que aún no conoces porque aún no has estado ahí, es la zona de los GRANDES RETOS. Al escapar de nuestra zona de confort comenzamos a tomar conciencia de nuestros miedos y nuestras barreras mentales, de nuestros pensamientos limitantes. Cuando sintamos ansiedad o estrés reconoceremos que estamos en un terreno nuevo e inseguro que hay que explorar, o cuando sintamos envidia de otros que están en el punto al que queremos llegar sabremos qué dirección tomar, aceptando el esfuerzo como un reto. 


Atreverse a hacer las cosas de otra manera, atreverse a equivocarse y a ir más allá de lo conocido, amplía nuestro horizonte en conocimientos, emociones y crecimiento personal. La vida cambia y el cambio es incertidumbre, y podemos aprender a adaptarnos a situaciones nuevas aceptándolas como un reto, cambiando lo que se pueda de la situación o cambiando nosotros/as mismo/as, reconociendo tanto nuestros miedos como nuestras fortalezas para afrontar la situación. Más formas de salir de tu zona de confort:

WE ROCK!

viernes, 12 de octubre de 2018

Quiero aprender a hacer solos.



Las escalas y las técnicas son de uso popular y archi conocido en el lenguaje común entre los guitarristas eléctricos de varias generaciones. Todos quieren aprender a hacer solos espectaculares, dotados de mucho virtuosismo en la ejecución, sin embargo nos olvidamos de algo crucial: El acompañamiento.

Acompañar

Definición
-Estar [una persona] con otra o ir junto a ella.
-Compartir un afecto o un estado de ánimo.

Una de las características importantísimas de cualquier canción, como muchos de ustedes lo sabrán , es el aspecto rítmico, y que casi siempre, nos olvidamos también del aspecto armónico. La mezcla de las dos harán una base increíble, que dotará de la atmósfera necesaria para una improvisación, melodía o cualquier cosa que lleve escalas y técnicas, suene espectacular. En la actualidad existen muchas canciones dotadas de grandes y pulidos solos, pero su  base rítmica y armónica se descuidan mucho. Es una gran pena, pero es un hecho que los grandes riffs están ausentes en esta última generación. 



¿No te ha pasado que escuchas una pequeña frase rítmica e inmediatamente reconoces la canción? A esto nosotros le llamamos el famoso "Rock Clásico", una época dónde los grandes riffs estaban por encima de un gran solo. Esto es lo que tenemos que aprender desde que nos iniciamos en el mudo de la composición, donde siempre necesitaremos la creación de una base rítmica con mucho sentimiento que refleje la personalidad del tema, una melodía que conmueva y una armonía con acordes que den una atmósfera precisa y que sea el espacio de trasmisión de todo lo que contiene una obra de arte.

Anécdota: El Gran guitarrista Marty Friedman mencionó que cuando entro a Megadeth, Mustaine le enseñó a componer muchos riffs de guitarra y grandes rítmicas que después plasmó en sus composiciones como solista.


Ocuparnos


Todos amamos practicar ejercicios de digitación, esto lo veo continuamente en mis clases. Pero cuando haces, por ejemplo, arpegios rítmicos, ritmos de funk, de jazz o incluso  ritmos de metal siempre escucho la siguiente frase: "No pensé que era tan difícil". Y bueno acá no hay necesidad de razonar mucho, los procesos de aprendizaje tanto rítmicos como armónicos (y en conjunto) demandan muchas horas y años de práctica. Al tocar acordes y hacer nuestros primeros acompañamientos, tenemos la idea errónea de que todo será igual o parecido. Pero como lo digo en mi vídeo "Estoy estancado", la idea es profundizar y no quedarse en conceptos del común de la gente como por ejemplo "Eso es fácil" "Necesito aprender más cosas" "Eso ya lo sé" Etc.


El trabajo rítmico/armónico


Todo instrumentista debe solicitar a sus profesores, instructores o maestros, géneros, grupos y repertorio que lo ponga en apuros y exigencias, permitiendole aprender la gran importancia de las secciones rítmicas a parte de los solos y/o melodías.

Aunque parezca contradictorio, muchas veces estas exigencias (ritmos y acordes) no están en canciones dónde hay mucha presencia de la guitarra. Y te preguntarás ¿Cuáles son los temas que me recomiendas como reto para sacar? Esto lo escribiré en otro artículo y casi seguro también saldrá en mi canal de Youtube. Por ahora te recomiendo pedir referencias a aquellos que están en una escala más alta a la de tú a nivel como guitarrista o músico.

Conclusiones


Los solos de guitarra, las improvisaciones y las técnicas se verán más imponentes cuando armemos el rompecabezas de un excelente cuadro llamada CANCIÓN, las piezas que nos faltan no podemos olvidarlas (Ritmo y armonía). De lo contrario habrán huecos y vacíos que no justificarán el gran trabajo de crear un gran solo.

We Rock!

miércoles, 3 de octubre de 2018

Leyendas de la guitarra vs los guitarristas actuales.


Hace poco salio el vídeo dónde Hedras Ramos improvisaba con Steve Vai, en este se apreciaba la gran técnica depurada, soltura y llena de recursos de Hedras... realmente impresionante. Obviamente no sólo es la diferencia de 32 años (por un lado Steve Vai con 58 y Hedras con 26) si no que indica prácticamente el gran y vasto tiempo en la evolución de la guitarra eléctrica,  como por ejemplo la improvisación modal, los licks de fusión, la nueva ergonomía de la guitarra, etc.
En el siguiente artículo les sugeriré la visión que debemos tener todos los músicos con respecto a las leyendas de la música, en nuestro caso de la guitarra eléctrica, y la comparación con los próximos y quizás "Guitar heroes" por aparecer.

Hedras abrazando a Vai

Quiénes son leyendas



Todos aquellos que han dejado monumentales canciones dotadas de sentimiento, grandes melodías y riffs, pero por sobre todo composiciones trascendentes, aquellas que el tiempo no puede borrar. Esto sucede así por que lo trascendente nunca pasa de moda, y para entenderlo necesitaremos algunos ejemplos.

-"Highway to hell" es uno de los clásicos más pedidos por el público aficionado al rock, sin embargo este hit rompe barreras generacionales de tal manera que podemos escucharlas hasta en remixes de música electrónica. Ya han pasado prácticamente tres generaciones completas 80´s, 90´s y millennial's y no pasa de moda esta genial canción. 


¿Que pasaría si pongo a Angus Young, a Slash y a Joel O'Keeffe a improvisar juntos?


Obviamente nos daríamos  cuenta la gran diferencia que existe entre los tres, sin embargo el género es prácticamente el mismo. Quiero llegar al punto dónde examinemos con que criterios evalúo a una banda o a un gran guitarrista. Lo primero son las composiciones, las canciones que nos hacen vibrar y sentir muchas emociones. Es cierto la técnica es muy importante, pero a medida que van pasando los años, todos los jóvenes músicos van mejorando diversos aspectos, tanto prácticos como teóricos.

¿Que pasaría si comparo a Jimi Hendrix con Stevie Ray Vaughan?


Aquí está el ejemplo más contundente. Sin Hendrix, quizá no hubiese existido un SRV. Se acuerdan que hace un momento te mencione que los más importante son las canciones, esas que pasan de generación en generación. De nuevo repetimos esta analogía en el campo de los guitarristas, que hubiese pasado si Walter Giardino no hubiese escuchado a Yngwie Malmsteen y este a su vez no hubiese escuchado a Ritchie Blackmore (Si ya sé ninguno de los dos primeros dice que escuchó al otro).

La idea que quiero trasmitirles es que siempre hay antecesores de un estilo o género en especifico, un bagaje anterior que nutre a la siguiente generación, y que sin ella no existiría la futura y siguiente evolución, como por ejemplo en la improvisación de Hedras Ramos vs Steve Vai.

Estaba dictando clases cuando uno de los profesores de la escuela Mastermusic me avisó sobre este vídeo, y claro Steve Vai es una generación de grandes guitarristas con muchísimos aportes para las siguientes camadas de grandes ejecutantes de la guitarra moderna. Quién no puede olvidar esa majestuosa canción "For the love of god"  y que todo fanático de la guitarra y del shred alguna vez estuvo tentado a sacar. Sin embargo Hedras quizás es uno de los exponentes más jóvenes latinoamericanos de la guitarra moderna. Su estilo es mucho más fusionado y atendible para la nueva generación

Conclusiones
Técnicamente hablando, las leyendas de la guitarra fueron lo máximo en su época, pero lo que trascendió en ellos fueron sus composiciones. El reto de los nuevos y grandes guitarristas es hacer nuevas canciones con grandes dosis de técnicas pero por sobre todo canciones que perduren a lo largo del tiempo. Particularmente creo que uno de los más grandes guitarristas dónde se están apoyando las futuras generaciones es Guthrie Govan y nuevos géneros musicales están aportando una renovación en la cultura guitarrística como ejemplo claro de esto son los chicos de Polyphia.




WE ROCK!