viernes, 7 de enero de 2022

¿Cómo los maestros de la guitarra se vuelven tan expertos?


Resulta que la práctica es más ciencia que arte y definitivamente hay formas correctas e incorrectas de abordarla. Si tu rutina de práctica no te ha dado los resultados que esperabas, ¡no te desanimes! La falta de progreso no tiene nada que ver con el talento, la culpa recae directamente en el enfoque de tu práctica. 

¡Con estas técnicas de práctica, tendrás la garantía de ver los resultados que esperabas!

En artículos anteriores siempre menciono la importancia de la práctica, y en esta oportunidad desarrollaré que pasa cuando intento practicar algo demasiado desafiante o en trabajar en algo sencillo y fácil. Idealmente, debería trabajar en un área que sea lo suficientemente desafiante como para ser interesante, pero no tan complicado como para ser demasiado frustrante. Pero antes de seguir avanzando recuerda la importancia de establecer metas pequeñas y alcanzables que las puedas alcanzar de manera continua.  ¡Así será como conviertes la aversión* a la práctica en adicción a la práctica!

Bien, con eso en mente, entremos ahora en las técnicas aplicables de la práctica en sí:

Cuando utilicé la palabra "técnicas" en referencia a la práctica, lo más probable es que no te haya llamado la atención de ninguna manera especial. No es raro hablar de práctica en términos de las técnicas que se utilizan. Pero tomemos un momento para mirar realmente esa palabra en el contexto de la práctica. Algo que los guitarristas suelen pasar por alto es el hecho de que la Práctica es una habilidad tan grande como tocar la guitarra. Al igual que la guitarra, existen técnicas específicas que se pueden hacer de manera correcta o incorrecta, que se pueden enfocar o ignorar lo mismo sucede con las FORMAS DE PRACTICAR. 

Llevan tiempo dominarlas y, cuanto mejor aprenda las técnicas, mejor será la habilidad general. Sin embargo, lo bueno de las técnicas de práctica ("formas de practicar") es que puedes hacerlas simultáneamente mientras tocas la guitarra. La clave es saber qué son y cómo funcionan. 

Este concepto es la razón por la que puede parecer tan abrumador para un principiante cuando intenta comprender cómo un maestro de la guitarra puede tocar de la manera que lo hace. Desde la perspectiva del principiante, parece imposible alcanzar ese nivel de ejecución. Esto se debe a que, si tuviera que continuar al ritmo que un principiante aprende con la guitarra, se necesitarían siglos para alcanzar el nivel de maestro. Afortunadamente, no es necesario que sigas el ritmo de un virtuoso, cuando sabes cómo practicar de manera eficiente, aumenta tu habilidad de práctica, tu porcentaje de progreso aumenta constantemente. Bien, analicémoslo entonces. 


Hay dos elementos básicos para practicar la guitarra.

El mental y el físico.

Para simplificar un poco las cosas, digamos que lo mental es tu capacidad para memorizar cosas con la guitarra. Lo físico es simplemente tu destreza, velocidad, fuerza de los dedos, etc. Si bien hay cruces definidos entre estos dos elementos, es extremadamente útil verlos como cosas separadas. Uno requiere estudio y repetición, mientras que el otro requiere repetición concentrada y controlada.  Suenan como lo mismo y ahí es donde radica el peligro ...

Con eso en mente, repasemos algunos errores comunes que la gente comete con la práctica: 

Antes de trabajar en el lado físico de algo, debes tener la técnica y/o la parte memorizada. Para el lado de la memorización de las cosas, lo que sea que practiques es lo que estás programando en tu cerebro. Si no tienes algo bien memorizado y repites una parte una y otra vez con errores, solidificará esos errores. Para tener éxito con esto, primero debes memorizar la parte o la técnica y luego trabajar en el lado físico. Esta es una idea súper simple pero es absolutamente dura. Debes practicar algo perfectamente para terminar con un resultado perfecto. La fuerza de voluntad no es suficiente para lograr una técnica limpia y fluida a altas velocidades. Reduzcamos eso a una regla para recordar:

Practica limpio, obtén un resultado limpio. Practica descuidado, obtén un resultado descuidado.


Si eres nuevo en algo, ¿cómo puedes memorizarlo sin tocarlo una y otra vez, arriesgándote a solidificar tus errores? A primera vista, esto puede parecer imposible. Aquí es donde entran en juego las técnicas de práctica optimizadas. Pensando en los dos elementos que mencioné anteriormente,  básicamente los errores más grandes que cometen los guitarristas son apresurar la memorización y apresurarse a tocar algo a toda velocidad . 

El truco consiste en dividir algo en secciones pequeñas y digeribles y repetirlas muy lentamente. 

  1. Si estás aprendiendo una canción completa o un solo, no intentes aprender todo de una vez. 
  2. Si, para empezar, sacas una pequeña sección y todavía tienes dificultades para memorizarla, hazlo aún más pequeño para empezar, tan pequeño como sea necesario.

No te preocupes por cuánto tiempo lleva esto al principio; te prometo que, con el tiempo, podrás tomar secciones cada vez más largas. Cuanto más eficaz sea su práctica de memorización, más rápido memorizarás cosas. Así es como funciona el cerebro. 

Entonces, lo siguiente es repetir la sección pequeña en aras de la memorización. La clave aquí es trabajar muy lentamente. No te preocupes por usar el metrónomo hasta que hayas memorizado la parte por completo. Si no puedes recordar exactamente qué nota viene a continuación a una velocidad extremadamente lenta, ¿cómo serà posible que la recuerdes cuando sea rápida? Este error puede parecer como chocarte contra una pared. Tómate tu tiempo y memoriza realmente lo primero, siempre.

Para algunos de ustedes, eso puede parecer bastante elemental. Debería, ya que es fundamental. Pero todos, en ocasiones, nos acostumbramos tanto a los fundamentos que dejamos de aprovecharlos. La impaciencia puede ponernos en el estado mental completamente opuesto al que deberíamos estar mientras practicamos. Aquí es donde realmente entran en juego los puntos que mencioné. Cuando equilibras adecuadamente tu rutina de práctica, la práctica se vuelve satisfactoria y gratificante. Es fabuloso.

(*) Aversión: Sentimiento de rechazo o repugnancia hacia una persona o cosa.