miércoles, 21 de marzo de 2018

¿Cómo preparar una clase de música? Pt 1



Olvidándonos un poco de las unidades didácticas, la clase modelo, la metodología, ubicación y logística, y todo lo que conlleva el dictado de una buena clase, les describiré en este artículo una de las técnicas más efectivas para llegar al alumno de una forma pocas veces descrita en textos académicos y pedagógicos. Sin embargo, a través de mi incursión en las diferentes corrientes espirituales y mi vocación por la enseñanza, me topé con los textos escritos y filosofía de Johann Heinrich Pestalozzi y Rudolf Steiner que me hicieron ver más allá en que la educación y formación de jóvenes incluye temas netamente espirituales sin tratarlos directamente.


Respirar antes de dictar clases
El hecho de que nosotros volquemos todas nuestras experiencias, estudios y conocimientos a un tema específico, aparte de la metodología que usemos con la logística adecuada, el estado de la psique del profesor o instructor siempre dará matices a lo anterior dicho... ¿Pero qué pasa con el tema espiritual?

La espiritualidad siempre te da la necesidad de buscar más allá de los trascendente, desde las primeras preguntas que se hace el individuo común y corriente hasta las más complicadas buscadas por los grandes seres humanos. El hecho de profundizar sobre los ocultos rincones del alma humana permite el mejor conocimiento tuyo (como profesor) pero también de las personas que están delante tuyo. Si bien la psicología es una parte importantísima a estudiar aplicándola a todas nuestras lecciones, también lo es la consciencia y el espíritu del ser humano (preguntémonos, ¿qué estudia el alma del hombre?), porque al mostrarle a tus alumnos la trascendencia de un arte que no solo tiene sus expectativas psicológicas sino las más internas (la consciencia y el espíritu), satisfará su esencia, o por lo menos si no la conoce, una satisfacción que se siente pero no se ve.


Esto quiere decir, en nuestro caso de los profesores que enseñamos música o guitarra (o cualquier instrumento), no les vamos a hablar necesariamente de espiritualidad pero a través de la inducción de temas como, por ejemplo, una escala, podríamos desarrollar la profundización de este tema tan común hacia la percepción de los sonidos y cómo influye tanto al ejecutante como al oyente. Es así como explicando tu clase diaria puedes llegar mejor a un alumno dotándole de la parte interna que esconde la música: la espiritualidad.


Por eso que el respirar antes de dar una clase significará en nuestro caso inhalar todos los conocimientos y sabiduría que existe en el mundo y el universo para darlo generosamente a los que nos ven y escuchan.

Profesor, ¿y el metal qué?
Esto yo lo he hablado ya en el artículo "La dieta musical", te copio los links aquí abajo:
https://goo.gl/4NS4fq
https://goo.gl/Pk5Qgk
https://goo.gl/GaHZmk
https://goo.gl/Rsygbn


Sin embargo, haciendo un pequeño resumen, nuestra vida está llena de matices, no siempre estaremos escuchando música sacra o canciones de paz y amor, siempre habrá sus diferentes condimentos y cuando no haga daño a los demás. ¿Acaso nosotros los latinos no nos gusta el picante o el amargo o el dulce o el salado? Así también la música tiene sus diferentes condimentos. Claro, no siempre vamos a "comer" metal, no siempre vamos a comer picante. Allá uno si es que come en demasía. "Todo exceso hace daño".

¿Cómo prepararnos?

Algo que adolece la mayoría de instrumentistas es la metodología, si bien he escrito también acerca de la importancia de entender que no todos los instrumentistas de alta performance necesariamente pueden ser profesores, es clave que conozcamos metodologías de enseñanza, eso es lo primero. Lo segundo es la profundización sobre aspectos psicológicos de las personas, en este caso si ya has estudiado alguna carrera de índole educativa, pues tienes asegurado estos dos puntos. Si no, pues hay muchos cursos en los centros pedagógicos, en institutos o en escuelas que te pueden ayudar en esto. Sin embargo, el tercer punto quizás es el más complicado porque tildarás este artículo como tendencioso a creer en algo, sin embargo, te habrás dado cuenta que en mi artículo no he mencionado hasta el momento "Dios", por eso es que en este momento como finalizando el artículo, la parte espiritual es el gran complemento para toda actividad humana, en este caso en la instrucción musical te dotará de una gran herramienta del conocimiento y profundización acerca del ser humano y sus diferentes expresiones como la música. 


Nota importante:
Si quieres ganar dinero con la instrucción musical pero no es tu vocación, podrás llamarte instructor, si quieres ganar dinero y es tu vocación el enseñar, podrás llamarte profesor. Si quieres obtener dinero, es tu vocación y quieres formar como músico y persona a tus alumnos, serás un maestro. En cualquiera de las tres guías es importante que te prepares, que seas coherente en tu vida personal y próspero.


We rock!

No hay comentarios.: