miércoles, 22 de junio de 2016

Mi historia con Fender

En mis casi 25 años dictando clases de guitarra eléctrica, en dos oportunidades tuve la "suerte" de ser propuesto en mi país Lima, Perú, para pertenecer como Guitar Clinician de dos marcas muy famosas de guitarra eléctrica. Esta es la historia.

Profesor y Guitar Clinician
Si bien las dos cosas parecerían similares, habría que explicar qué cosa es un Guitar Clinician. Este último concepto en nuestra época moderna reemplazaría a lo que antes se llamaba una clase demostrativa dictada por un especialista. El título se resume entonces a Guitar Clinician, que sería una suerte de especialista en guitarra de un área específica de la música, que pueden ser en aspectos técnicos y/o musicales.

Como profesor de guitarra eléctrica siempre ha sido mi pasión, por esa razón es que siempre pongo por delante mis clases a cualquier otro compromiso musical. Al dictar clínicas, como lo he hecho en diferentes provincias del Perú, puedo hacer tres cosas a la misma vez: dictar clases, tocar mis temas e interactuar con el público. Y esto es lo que me gusta, enseñar, tocar e interactuar con aquellos que están ávidos de conocimientos musicales, sobretodo de guitarra eléctrica.

Entre dos marcas
Hace aproximadamente unos 7 años la prestigiosa fábrica y marca de guitarra Dean, con su representante Luisguitars.com en Perú, me propusieron fichar para ellos. Tanto así que me dieron dos guitarras que muchos de ustedes conocen y a las cuales les tengo mucho cariño. Estas me fueron dadas según la elección mía y son:


  • Dean MAB Laser
  • Dean MAB3 Custom USA


Pasaron unos dos años aproximadamente, cuando ya estaba a punto de producir más canciones con estas dos guitarras y colocarlas en mi canal de YouTube y redes sociales, estaba a punto también de firmar un contrato para salir en el catálogo de Dean Guitars hasta que recibí un mensaje de Fender Latinoamérica.

Mi sueño cumplido
En el año 2013 recibí dos correos de los directivos de Fender Latinoamérica, de México y Panamá, solicitándome una entrevista vía Skype. Y yo dije "oh, qué fuc... ". En el correo mencionaban que iban a realizar un Fender Day donde participarían no solamente la marca, los grupos más representativos del País, descuentos y todo un festival de Fender sino que también llegarían los máximos directivos mundiales de Fender. Además habían visto algunos de mis videos y me habían seleccionado para realizar una clínica ese día en conjunto con otro gran guitarrista nacional llamado Vali Cáceres. Yo les dije que ya tenía un previo contrato con Dean... Esa fue mi respuesta, pero que estaría súper encantado de pertenecer a la marca y que al ser fan de Yngwie Malmsteen, Jimy Hendrix y Ritchie Blackmore, aceptaba la propuesta.


Es así como tuvimos una reunión vía Skype dos gerentes de Fender y mi persona, me dijeron que vaya a Music Market y escoja una guitarra de Fender, la que quisiera, y que esa sería mi buque insignia. De más está decir que no pagué ni un centavo por esa guitarra y que fue un logro no de mi persona sino de muchos de mis alumnos que están siguiendo los pasos para mejorar el nivel de la guitarra eléctrica y educación musical. A este guitarra cariñosamente la llamo "la sexy": Fender American Special Candy Red.


El día que fui a recoger la guitarra a Music Market (una de las más grandes empresas de venta de instrumentos musicales en latinoamérica), fui con algunos alumnos y recuerdo con grata alegría a un ex estudiante, Harold Zapata, que dijo "Profe, esa es, la rojita!". Y no saben la emoción que sentimos todos en ese momento porque la guardaron en su caja, en el case, y nos la llevamos sin más que decir.



Luego conversé con los directivos de Music Market y Fender Perú para la realización de la clínica, meses después llegaron los directivos y se realizó el primer Fender day en Perú y las buenas noticias seguían llegando. A los directivos les encantó mi clínica y decidieron darme lo mejor de lo mejor, una Custom Shop, de la cual solo hay 300 en el mundo hecha por el mejor luthier de Fender, "la gringa".



Mi novia y la gringa
El Fender day del 2013 realizado en Lima, Perú, para muchos críticos de eventos fue uno de los mejores producidos en los últimos 10 años en Perú. Habían colas enormes, demasiada gente, todo totalmente abarrotado de público sea por comprar, obtener alguna promoción, ver y oír a los grupos y asistir a las clínicas realizadas. Pasaron algunos meses hasta que llegó la excelente noticia de que el formato del Fender Day realizado en Perú sería replicado en otros países. En mérito a esto Fender me entregó definitivamente la guitarra más top que tengo porque tiene maderas exóticas, está construida por el mejor luthier de Fender y muchos detalles exquisitos en su construcción: La Fender Stratocaster Custom Shop 2013 Candy Yellow, alias "la gringa".


Después de varios meses, casi un año, me dijeron que ya había llegado mi guitarra y que me la entregarían en una ceremonia especial la cual nunca se realizó, pero sí me la entregaron después de muchos trámites administrativos en Aduanas. ¿Por qué? Una guitarra valorizada en 7 mil dólares cómo podía ingresar gratis a un simple ser humano como yo. Pues tuvieron que mandar hasta donde tengo entendido una carta a Fender Internacional para que mande los documentos a Aduanas y puedan liberar a la Gringa.





Semanas después me dijeron que podía irla a recoger y fui con mi novia. Minutos de terror y de sudar frío hasta que sacaron la guitarra, o más bien, el case de la guitarra... Ya todo brillaba en ese momento. El case es un case hecho por una fábrica en Nueva York con detalles exquisitos de fabricación. Yo sorprendido por todo lo que veían mis ojos abracé el caso más rápido que a mi novia, jajajajaja. Sé que esto lo leerá ella y me matará pero no importa, es un logro para todos. Al abrir el case apareció radiante una guitarra totalmente amarilla como fuego de sol... La historia de mis viajes con esta guitarra y las anécdotas en parte ya las he contado en este, mi blog, así que amigos esa es la historia con Fender.















Gracias a mi trabajo de años como profesor recibí en la actualidad el mérito de Guitar Clinician en mi país y seguiré escalando posiciones para ser Guitar Clinician a nivel internacional de Fender. Es importante aclarar que lo hago por un fin que siempre me mueve como profesor, que es mejorar el nivel de la guitarra eléctrica compartiendo todo lo que he aprendido. ¿Para quien? Para todos aquellos entusiastas en aprender a tocar la música que nos gusta.



We rock!

3 comentarios:

novato dijo...

QUE BUENO MAESTRO .

Unknown dijo...

GENIAL!!

Unknown dijo...

Excelente! Eres un orgullo para el Perú! Sigue así!