lunes, 4 de diciembre de 2017

La guitarra sin límites pt6: Trujillo


Una de las grandes ventajas de viajar en bus es que puedo llevar mi guitarra en una caja sólida y es más difícil que se pueda maltratar. Así que cogimos las maletas, el banner y la guitarra y nos fuimos en bus a Trujillo, mi primera vez y oportunidad de dictar una clínica y masterclass en esta calurosa ciudad del norte de nuestro amado país, Perú.


Llegando a la ciudad


Como siempre, la organización de primera por parte del productor Johan Matos (JM Producciones), ya habiéndonos alistado en el hotel procedimos a visitar un estudio de grabación llamado Sala Studio 22 dirigido por  Carlos Alberto Ortecho y otra tienda de música llamada Music Gear que auspiciaban el evento. Luego de esto, fuimos a visitar el local que pertenecía a una excelente comunidad cristiana con ganas de apoyar el evento y la cultura llamado Praise Chapel Perú a cargo del Pastor Dinko Zambrano.



Auspiciadores y emprendedores
Esta actividad se caracterizó también, como lo mencioné en el párrafo anterior, no solamente de estos dos emprendimientos sino también de un restaurante turístico quien anfitrionó todas nuestras comidas llamado Adams Grill a cargo del señor Adams, por lo tanto la actividad se aseguraba como exitosa. Parte del mejoramiento de las condiciones económicas y logísticas de cualquier actividad artística y cultural es el apoyo material de las empresas que apuestan por este tipo de emprendimientos como las clínicas y clases maestras, que permiten la mejor difusión pero sobre todo, hacer consciente a la localidad su importancia. Creo que todos debemos buscar auspicios en cualquier actividad cultural no solamente para poder financiar el proyecto sino también para dar a conocerlo.


Clínica y masterclass

Praise Chapel
Después de haber dictado los 5 puntos para desarrollarte en la música como persona (1. Orígenes, 2. Constancia, 3. estudio, 4. mente abierta y 5. creatividad) pasamos a realizar la Masterclass. En este punto desarrollamos las escalas pentatónicas menores, mayores,el modo frigio y lidio, un poco de improvisación. Además, toqué 5 temas propios explicando algunas técnicas hechas en mis canciones. Lo que me dio mucha alegría es ver a varios de mis suscriptores sentados en las 2 primeras filas... Los reconocí cuando me dijeron sus nombres, jejeje, ya que nunca los había visto. Ellos se quedaron hasta el final  y algunos de ellos con gusto vi que cuando hacía el solo de Jam Masanori se emocionaban y saltaban de su asiento, realmente eso me contentaban mucho porque es chévere cuando alguien reconoce tus canciones.



Por último, cuando ya había terminado la Masterclass ya era muy tarde, me pidieron tocar un último tema y finalicé con Rider. 

Fotos y Selfie

Al final de la actividad los últimos que se quedaron me pidieron fotos y por supuesto accedí al instante ya que seguro no nos veríamos en muchos meses y por supuesto, yo les pedí a ellos lo mismo con este selfie. Muchas gracias a Trujillo por las personas que conocí y compartí algo de mi experiencia en estos más de 25 años enseñando la guitarra eléctrica. 



We rock!