miércoles, 29 de noviembre de 2017

"¿Es malo?"




“El spinner es malo”.
“El celular es malo”.
“El FaceBook es malo”.
“La carne es mala”.
“No corras riesgos porque puedes perder”.
“La televisión es mala”.
“Jugar videojuegos es malo”.
Etc, etc, etc.

Por otro lado, nos dicen que:

“La lectura es buena”.
“La espiritualidad es buena”.
“Meditar es bueno”.
“Ser vegano es bueno”.
“Actuar es mejor”.
“Ser músico es mejor”.
“Tener una casa es bueno”.

Recuerdo en la época de los 80s cuando salió el famoso Atari, era una consola de video juegos muy primigenia, quizá una delas primeras en construirse. Era la novedad del decenio. Cuando nosotros los adultos criticamos a los niños o adolescentes, ¿con qué criterios evaluamos nuestras afirmaciones? ¿Según paradigmas? Resulta que muchos adultos critican las redes sociales y estar todo el día pegado en el celular, sin embargo, no es ese el hecho, sino el buen uso que damos a lo que tenemos a nuestro alrededor. A veces leo los comentarios del Facebook diciendo lo siguiente: “Estoy sin celular una semana y me siento más libre”, como si este aparato te quitara la libertad de los pensamientos negativos, cóleras, angustias y resentimientos que tienes de otras personas. Puedes estar en la naturaleza, pero el verdadero trabajo que tengo como persona es el poder actuar libremente sin estar encadenado a cualquier emoción, persona o cosa. Puedo estar en el mar con mi hijo y sin celular pero si regreso al mundo y vuelvo a escupir a la calle y a tirar basura en las veredas, ¿eso me hace libre?

Desde que abrí mi fanpage y estudié “community manager” y “marketing digital”, vi a este como una oportunidad de negocio, de interactuar con gente de otros países y poder ofrecer mis productos a otros lugares del mundo. Y trato (no digo que lo hago del todo) programar mis redes sociales para que mientras estoy disfrutando de practicar en la guitarra, el FaceBook, el Instagram, el YouTube, el twitter y todas las plataformas sociales trabajen para mí. Por eso, ¿el Facebook es malo?

Si bien mi abuelita en la actualidad tiene más de 90 y tantos años y está delicada de salud, ella hasta la actualidad come carne, menos que antes obviamente. Ella siempre gozaba de mucha salud, energía, vitalidad y sobre todo alegría. Siempre nos habla acerca de sus buenas y sabrosas comidas arequipeñas: rocoto relleno, el desayuno de adobo de chancho, el buen pescado que comía en Moyendo. Sin embargo, en el transcurso de los años fue moderando su dieta y haciendo un balance que le permita vivir la vida alegremente. El alimento principal no es el que entra por la boca, sino por el corazón y la mente. Esto combinado con el cariño y amor que se prepara en las comidas, como lo hacía mi madre ya fallecida, regalándome unos postres extremadamente dulces que hasta ahora recuerdo… no podrás decirme que la carne hace mal. Definitivamente todo se hace con moderación, con cariño y conocimiento de causa. Prueba de ello es que mi madre unos años antes de fallecer ganó un concurso de comida con su plato bandera “frejoles escabechados”. Esta comida contiene tocino, cebolla, vinagre, ají panca, jengibre (kión) y algunos condimentos que hacían de este plato algo extremadamente adictivo al paladar. Es obvio que esto no se lo vamos a dar a un enfermo que ha sido operado de la vesícula por mencionar un caso.

Y así podríamos hablar largo y tendido de todo aquello que las personas dicen ser malo, pero todo dependerá de la dosis y el correcto uso de ello. Esto se aplica para la televisión, para los riesgos, etc.

                                                      .

Y lo “bueno”

Cuando descubrí el mundo de la espiritualidad no hacía más que leer libros al respecto, meditaba por dos o tres horas diarias con los ojos cerrados… descuidando la relación con mis familiares y pensando en ángeles, arcángeles, frecuencias, mantras, etc. Una de las cosas más difíciles en el mundo espiritual y profano es integrar las dos cosas a tu vida cotidiana.

Una de las cosas chéveres que te puede pasar en la vida es que admiren tu belleza física… a mí nunca me pasó eso porque a mí me dio el acné recién a los 22 años, tenía granos por toda la cara y en la espalda así que dentro de las medicinas que comencé a tomar me sugirieron convertirme en vegetariano. Lo cual hice. Definitivamente me fue excelente, me ayudó a eliminar todos los horribles granos que tuve durante 3 años seguidos; sin embargo, mientras mi madre preparaba exquisitas comidas se hacía un tiempo para prepararme mi “naturismo”. Poco a poco lo fui dejando y dándome cuenta que el compartir con mis hermanos y familiares la misma comida era tan bueno como el comer sano así que no siempre como carne pero para mí en este momento el dejar de prescindir de este tipo de alimentos de una manera radical no es la opción.

Por eso, para terminar este pequeño post, jijiji, no todo lo bueno ni todo lo malo es factible de una posición radical. Nosotros los músicos no tenemos necesariamente la mejor profesión porque si renegamos de ella, ¿de qué nos sirvió? Y el actuar siempre no es la mejor opción cuando se hace de forma precipitada. Por último, lo mejor que podemos dejar en esta humanidad es abrir nuestra mente y dejarnos de radicalismos. Podemos darle a nuestros hijos una casa o un terreno, o una cuenta en el banco o unos súper estudios universitarios, pero todo esto se destruirá y se botará al tacho si es que nuestros hijos no tienen valores ni razones por las cuales vivir una vida armoniosa entre lo espiritual y material, entre lo sagrado y profano, entre la riqueza y pobreza, entre lo sólido y lo etéreo… Mantener el equilibrio es difícil pero podemos entrenarnos, al fin y al cabo todo es una lucha constante que nos hará mejores.


viernes, 24 de noviembre de 2017

La guitarra sin límites pt5: Cajamarca, II

Una vez terminado el almuerzo y un brevísimo paseo por la ciudad, me fui a descansar al hotel, durmiendo aproximadamente una hora y media. Esto me repuso, así que me aseé y cambié y listo para la prueba de sonido, la clínica y masterclass.



Una de las cosas que más valoro dentro de las clínicas son las personas que apoyan para que el evento salga lo mejor posible. En ese sentido hubo mucha colaboración, me pusieron una mesita con el agua, vaso, un sillón muy confortable como si estuviese en una sala de casa pero me di cuenta en un momento que el cable que estaba en el reproductor donde lanzo mis pistas era muy corto... Pero no hay ningún problema porque Joe cogía mi reproductor, se acercaba al parlante y lo encendía, esto lo hizo durante prácticamente más de dos horas. En una clínica y masterclass que duró muchísimo veía la cara de los chicos más entusiastas sonriendo y muy interesados en todos los comentarios y experiencias que les compartía. Todos participaron con muchísimas preguntas, ¡excelente amigos de Cajamarca!

La fecha con más convocatoria
A todo músico y profesor le agrada que haya mucha gente en cualquier espectáculo o evento que se organiza, el gran detalle es que a más gente más preguntas... y obviamente más fotos (algo que también nos gusta a la mayoría de los músicos), pueden ver el álbum de fotos de la cantidad de personas que uno por uno se tomaban fotos con la gringa (para los que no saben, así se llama mi guitarra Custom Shop). Pueden ver el video aquí:





Adicionalmente a esto, regalamos púas, sorteamos algunos de mis métodos y por sobre todo, lo bien que salió el evento programarme al día para poder despejarme un poco. Oh, sorpresa, al día siguiente no se podía salir porque había un censo nacional. Grr. 

Esta es la foto que recordaré más en Cajamarca, conocí nuevos amigos músicos y grandes colaboradores.




El granizo
Siempre que pasa una actividad tan hermosa como la hecha el día anterior, uno espera tomar un buen desayuno en el hotel y luego disfrutar de una caminata y un buen almuerzo. Me encantó el hotel (Rey Palace Hotel), mi habitación, y el rico desayuno de la mañana. Así que como no podía salir porque había un censo nacional, decidí grabar mi vlog en el 4to piso, zona destinada al comedor. Para mi sorpresa, después de haberle preguntado a la estupenda administradora si podía grabar en recepción o en el 4to piso, comenzó a granizar haciendo casi imposible poder grabar mi Vlog. En todos mis viajes siempre hay algo anecdótico, nunca en mi vida había visto una granizada... y mientras me quedaba mirando, las chicas del hotel hacían lo imposible para que la lluvia y granizo no afecte las ventanas del Rey Palace.






Si bien faltó probar de nuevo la excelente comida en Cajamarca, ya en la tarde nos dispusimos ir al aeropuerto acompañándome Joe y Johan. Una melancólica despedida en una de las fechas más lindas que he tenido en estos años. Siguiente parada: Trujillo.

We rock!

viernes, 17 de noviembre de 2017

La guitarra sin límites pt5: Cajamarca I

Cada viaje es especial porque aun así visites el mismo lugar después de un año las experiencias que vives son diferentes. Sin embargo, esta vez con mucho entusiasmo me tocaría viajar por primera vez a Cajamarca. En esta oportunidad les mencionaré mis experiencias altamente gratificantes y satisfactorias con todos los nuevos amigos que conocí.




Casi todas las fechas busco vuelos en la madrugada para llegar en la mañana antes de la clínica tomar un desayuno y descansar. Y aunque algunos amigos me han recomendado que mejor viaje en la noche para poder descansar tranquilo, es más fácil llegar al aeropuerto,jeje. Los que no conocen Lima no saben que el tráfico es totalmente terrible en la tarde y noche. Bueno, llegando al aeropuerto acá a las 3 de la mañana para empezar mi viaje a esta nueva ciudad, me sentía muy contento porque el gran entusiasmo de conocer al productor que me llevaba a dicha ciudad y posteriormente una próxima nueva fecha en Trujillo. Así que abordamos el avión, a dormir un poco en él... Ahora en Cajamarca.




Llegada



Una sugerencia para todos aquellos músicos que llevan sus equipos, siempre tener mucho cuidado con las maletas. Ya sacando la mía sentía que algo pasaba y me habían roto la rueda de mi equipaje. Bueno, me recogió Johan y enrumbamos al hotel. Todo muy confortable y tras el camino me di cuenta que era una ciudad por lo poquísimo que siempre visito las ciudades por mi trabajo de clínicas, me pareció muy linda. Tomé desayuno el clásico pan con queso Cajamarquino, realmente es una delicia, súper diferente de lo que hay en mi ciudad y tomé un jugo a pesar de que me ofrecieron también el famoso café (nunca tomo café, no porque no me gusta sino porque me cae mal). Los que ya habrán leído mis artículos anteriores de la gira sabrán que estaba un poco mal, pues estaba más recuperado, pero con las energías bajas. Bueno, quien me hizo la movilidad el señor Miguel Ángel Toroveredo fue muy atento y amable, luego me enteré que es un gran empresario, qué lujo. Todo esto se dio en la mañana y posteriormente fui a conocer el local Kubata donde realizaría la clínica y conocer a un gran personaje en el mundo del rock peruano y también de Cajamarca, el ex guitarrista de Dolores Delirio, Joe Silva.






Conversaciones entre músicos
Pues en este local conocí al administrador que también se llama Miguel Ángel, llegaron dos jóvenes para conocerme y junto con Johan comenzamos a conversar largo y tendido acerca de la música, los negocios, etc, etc. En ese mismo local se realizó una conferencia de prensa y luego nos subimos al auto de Joe a conocer algunos lugares rápidamente de la ciudad.






Almuerzo y cena


Luego de pasear y estar atento a todos los detalles de la clínica que se dictaría en la tarde, nos fuimos a almorzar a un bello lugar que se llama Killary. La comida es realmente espectacular, el lugar es acogedor y hermoso, atendido magistralmente por Eslicita y sus colaboradores Jean Carlos Valdivia y Willy Anyelo, sin exagerar el almuerzo (lomo saltado y una sopa tan rica que parecía que estaba comiendo en casa) estaba espectacular, servida en platos de barro, la sazón era muy familiar, esta comida terminó de levantar mis energías, ¡qué rico!


Como sé que muchos amigos me leen, quiero recomendarles sin excepción tan lindo lugar donde aparte también tocan grupos de rock, cantautores y todo aquel que quiere mostrar su arte. Aquí la dirección: Jirón del batan 246, 2do piso.


Continuará...
We rock!

viernes, 10 de noviembre de 2017

La guitarra sin límites pt4: Huancayo

La novedad de esta gira a nivel marketing y publicidad fue la idea de promocionar el evento vía prensa escrita y radial, es así que asistí a muchos programas de radio y se enviaron notas de prensa a diferentes medios de publicidad en las ciudades donde estaría. Antes que nada, un gran agradecimiento a todos ellos que me apoyaron enormemente para la difusión de mis clínicas.

Rumbo a Huancayo

Estaba rezando porque mi salud mejorara y fue todo lo contrario, tenía los bronquios re-mal y a pesar que mi familia y mi entorno laboral me sugirió en algún momento cancelar la fecha, decidí descansar un poco más y llevar una terapia más fuerte para curarme lo más rápido que pueda, cosa que resultó a medias. Así fue que decidí continuar la gira y enrumbarme al camino más difícil ya que la altura suele darme malos ratos con sus malestares. Y siempre lo menciono, antes de llegar a Ticlio (4818 msnm) me da el mal de altura y esta vez iba a ser con mis dolencias actuales.

Bueno, empezamos el camino y me tomé mi mate de coca más mis pastillas para la altura y obviamente con la última llamada ya en el bus de mi novia que decía "Cuídate mucho", aunque parezca trágico, era el inicio del viaje más largo que he tenido en el tour de clínicas. Ya habían pasado alrededor de 4 horas del viaje (no soy de dormir mucho ni en el  bus ni en el avión), y el bus comenzó a ralentizarse. En un momento paró y aunque no lo crean, se paró a mitad del camino por un derrumbe que hubo en la carretera. Hay que mencionar que esta carretera es toda ascendente, con muchas quebradas y ríos que provienen de los deshielos de las nevadas, un paisaje hermoso para algunos y aterrador para otros. Esas 8 horas varados hizo que el viaje demorara 16 horas de Lima a Huancayo. Y sí, el organizador del evento y director de la escuela Escala tuvo que mover el cronograma y los horarios de las 2 actividades que realizaríamos.

Clínica y taller


Habiendo llegado aproximadamente entre las 4 y 5 de la tarde, Wilfredo Mauricio, uno de los emprendedores más grandes que he conocido por su gran iniciativa y predisposición a todos los temas culturales y educativos, me recibió con una extrema cordialidad y me alojó en un excelente hotel. Dejamos las maletas, me aseé un poco, me cambié de ropa y a dictar las actividades. Es importante mencionar que cuando uno es artista o profesor y quiere dar lo mejor, ingresa a nuestro interior una energía muy especial. Se me fue un lapso de 4  horas dictando una amena clase con mucha participación de los amigos de Huancayo con preguntas muy interesantes, aparte de las púas Fender que regalamos a todos. Huancayo es una potencia que va emergiendo poco a poco en el campo de la música moderna. Estoy seguro que de aquí a algunos años tendrá el mismo nivel, o quizás mejor, que Arequipa, Ayacucho y algunas ciudades del norte. Pero lo más increíble es que muchos de los Huancainos invierten mucho en la educación y aunque en música todavía falta mucho por rebanar, la experiencia que tengo me hace avisorar un gran futuro musical a esta ciudad.




Luego dictamos el taller-seminario: Artista 2.0, una de mis charlas favoritas donde las preguntas se dieron con más espontaneidad por parte de aquellos que tenían emprendimientos musicales ya andando. La escuela Escala tiene una excelente infraestructura, así que a través de sus equipos y monitores pudimos cumplir con el objetivo de compartir conocimientos a todos los asistentes. También quiero mencionar que el director me mostró todo el material que había realizado a puño y letra lo cual quiero destacar en este artículo, que la producción de métodos es importantísima en toda formación educativa y pedagógica; qué gusto que me dio saber el gran trabajo que hace el director de la escuela Escala. Excelente, Mauricio.

Así terminaron estas actividades, no por último y menos importante, las damas que me atendieron, entre ellas la esposa del director Elizabeth Mauricio. Gracias por las medicinas y los refrigerios, ellas sí me vieron mal jejeje.

Siguiente fecha: Cajamarca
We rock!

miércoles, 8 de noviembre de 2017

La guitarra sin límites, pt 3: Ica

El año pasado y este decidí tomar cuidado sobre mi condición física y preparación previa ya que el trajín y la alimentación desordenada me causó estragos. Sin embargo, pasó lo mismo esta vez, mi gripe se complicó y tuve una dolencia estomacal cuando llegué a Lima. Así que tenía menos de 5 días para recuperarme, alistar mis cosas he irme al sur de Lima: Ica. La gira continúa.


Primera vez en la ciudad del eterno sol

Este viaje se convertiría en uno de los más placenteros que iba a tener, ya que el viajar en avión o en bus, tiene sus pros y sus contras, pero la verdad es que las cinco horas de viaje la pasé descansando confortablemente en un excelente bus. Hay que mencionar que los viajes en bus, la gran desventaja es que tienes que llevar tu guitarra en un hardcase, no es como en el avión que puedes llevarla contigo en cabina.
 

El dueño de BlueJeans (el mejor lugar rockero de Ica), Daniel Hornykleimann el promotor y gestor de mi clínica en esa ciudad, me puso en lo que va de la fecha el mejor equipo con el que he tocado, un JCM 900 nuevecito y una consola mezcladora digital A1 así que el espectáculo y clínica salió excelente. El público fue muy variado dentro de los cuales destacaron los seguidores de mi canal de YouTube que siempre me escriben y están pendientes de mis redes sociales. Siempre es una alegría encontrarse con gente que le da mayor aprecio al trabajo que realizas... La clínica se pasó de la hora y media que duraba a mas de dos horas.


Rider
Los que ya conocen este tema (los que no conocen pueden verlo en mi canal de YouTube) saben la historia de este tema, por eso mi gran entusiasmo de visitar Ica, ya que la canción está inspirada en viajes al sur de Lima (rumbo a Ica). A los amigos asistentes les conté una historia de varias que me inspiraron a componer Rider:


"En la época del terrorismo, en muchos lugares rumbo al sur se cortaba el fluido eléctrico, pequeños balnearios en 'apagón'. Y como en plena carretera iba con mi automóvil a toda velocidad, "normalmente" en 180 km/h, así que un día, recuerdo que fue un viernes en la tarde en plena autopista comenzó a seguirme la policía. Así que decidí detenerme porque encendió su la circulina... Cuando me detuve, el policía se acercó y me dijo 'Señor, usted está en exceso de velocidad. Sus documentos.' En esos tiempos no existía el aparato para deducir la velocidad de los autos, así que el policía no tenía forma de comprobar mi exceso de velocidad y yo le dije de que era una apreciación personal.

El policía me dijo algo muy cierto, las zapatas de los frenos olían a quemado y que eso significaba que yo había frenado bruscamente a mucha velocidad. Sin embargo, algo pasó que me dejó ir, así que volví a arrancar el auto, poner en el reproductor la música de AC/DC y Deep Purple y rumbo al sur de nuevo. Ya como a las 7 de la noche en pleno camino ya estaba por llegar a mi destino, por el kilómetro 49, esta vez ya todo obscuro, veo unas luces y a medida me acercaba era un policía que estaba pidiéndome estacionarme, así que lo hice. Normalmente uno no debe bajar del auto y solo entregarle los documentos al policía por la ventana, y a medida se estaba acercando el policía, veo no nítidamente que el policía da un traspié y se cae al suelo, entonces decidí salir del auto y ayudarlo, cuando en ese momento otro policía que estaba con su auto estacionado a menos de dos metros sale con una escopeta y me dice lo siguiente: 'Alto, no se mueva.' Yo estaba muy cerca del policía que estaba tendido en el suelo y siento en el ambiente cercano un olor intenso a alcohol, ¿qué era? Los dos policías estaban extremadamente borrachos. Ustedes no saben el temor que inspiran policías ebrios ya que generalmente no controlan nunca sus emociones y puede pasar cualquier cosa; felizmente el policía que salió con su escopeta (que sí estaba mareado porque se notaba en su forma de hablar) me dejó ir."

Entusiasmo y compartir



El excelente equipo y local que me proporcionó Blue Jeans y Daniel hicieron que esta clínica también sea exitosa como la fecha anterior en Ayacucho. Nos tomamos fotos con los asistentes, uno de ellos estuvo desde las 7 de la noche hasta las 11 esperando que llegara, luego llegó alguien más a las 7.30 y así poco a poco mientras íbamos instalando los equipos llegaban antes del inicio de la clínica. Cada fecha tiene su encanto y en esta oportunidad me tocó la experiencia de vivir gente que ya conocía bastante mi trabajo, por lo tanto, todas las expectativas se cumplieron. Antes de realizar la clínica me di una vuelta por la plaza principal de Ica y a comer algo, ir a la farmacia para unas medicinas y aguantar hasta la noche, y luego ese mismo día partir a Lima para enrumbar al viaje más difícil de la historia de mis clínicas, 16 horas a Huancayo.



Saludos,
We rock!