lunes, 20 de marzo de 2017

Hoy me sale, mañana no

¿A quién no le ha pasado que un día coges tu guitarra y te salen todas las canciones y al día siguiente no te sale nada? En este artículo daré algunas respuestas según mi experiencia del por qué suceden estas cosas.

He realizado un video y un artículo pasado acerca del estrés y la ansiedad propia del músico. Muchas veces el entusiasmo y el buen ánimo facilitarán siempre una práctica confortable y llena de buenas experiencias. Y una tensión acumulada y muchas veces imperceptible saldrán al momento de practicar sin que nos demos cuenta.

¿Qué es lo que impide una buena práctica? La distracción, la tensión, la falta de concentración, la indisciplina, el desorden, la falta de compromiso y sobre todo, la ansiedad.

¿Qué es lo que facilita la buena práctica instrumental? La concentración, la disciplina, el orden, el buen ánimo, el entusiasmo, pero por sobre todo, el divertirte al momento de tocar.

Una de las conclusiones muy importantes que realizan los psicólogos acerca de la conducta humana es su gran facilidad de cambiar de estados de ánimo de una manera muy rápida. Y esto debemos aprovecharlo para bien de nuestra práctica instrumental. Entonces, ¿qué hacer?

Si comienzas a practicar y no te sale nada, lo primero que debes hacer es dejar el instrumento y escuchar o ver videos antiguos o de canciones pasadas que ejecutabas... Nada de canciones difíciles. Recuerda la alegría con la que disfrutabas tocando esas canciones que te incitaron a dedicarte el instrumento. Si puedes no practiques ese día y asiste a un concierto y verás como la técnica vuelve.

Esto no será siempre. Advertencia. Esto lo realizarás solo cuando estés extremadamente desmotivado y nada te sale, y tengas que sacar algo de todas maneras.

Cuando tenemos la facilidad de siempre practicar y una manera constante, ese "no poder" se comienza a eliminar. Quiero recomendarte entonces que no te desesperes porque si te tranquilizas al día siguiente volverás al cause de una buen prática.

We rock!

1 comentario:

Ezequiel Riváldez Sánchez dijo...

Totalmente cierto Kike. A mí me ha pasado muchas veces durante mis años de estudios en el Conservatorio de mi ciudad, sobre todo en las fechas cercanas a algún examen o concierto... Y llegué a las mismas conclusiones que comentas en este artículo.